Jueves, 01 de junio de 2006
Ayer en mi casa nos inventamos esta receta sobre la marcha porque no sabíamos qué comer. El resultado ha sido de escándalo (bueno, aviso que los puntaumbrieños somos de cocina sencilla...nada de sofisticaciones). Os la escribo tal cual la fuí apuntando. Los ingredientes hay que calcularlos.

Pollo del puchero (traducción: carne de pollo hervida o de un cocido)
una cebolla fresca picada
un diente de ajo picado
3 pencas de acelgas hervidas, deshebradas y muy picadas
3 hojitas pequeñas de hierbabuena muy picadas (menta en castellano)
pimienta en polvo
sal
2 huevos
aceite de oliva

Sofreir el ajo y la cebolla. Añadir la carne muy picada (se puede pasar por picadora) y rehogar. Incorporar las acelgas, la hierbabuena y salpimentar. Remover bien.
En un bol batir un poco los huevos y añadir todo el rehogado, removiendo muy bien para que absorba y esponje.
Si tras remover y empapar queda muy líquido, ir echando poco a poco pan rallado y removiendo hasta que quede más espeso, manejable.
Con las manos formar albóndigas (como pelotitas de ping pong) que pasamos por harina, huevo y pan rallado (siempre en este orden) y freimos en aceite caliente hasta dorar levemente.

Una vez hecho esto, podemos comerlas así como si fueran croquetas (templadas, calientes, frías), o preparar una salsa de tomate casera donde, tras hacerla (ya os daré la receta), se introducen las albóndigas y se cuecen 5 minutos.

(Había puesto otro método para hacerlas, "en amarillo", pero tras comerlas así comprobamos que tenían menos sabor)

Tags: ALBÓNDIGAS, POLLO, ACELGAS, HIERBABUENA

Publicado por Slovie @ 18:42  | GUISOS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios