Martes, 13 de mayo de 2008
Aunque sea poco conocido en España, el queso suizo con denominación de origen cumple una de las regulaciones de calidad más estrictas del mundo, dando como resultado un producto enteramente artesanal, sin ningún tipo de química y cuidando hasta la alimentación y el estrés del ganado.
Algunos de ellos tardan año y medio en conseguir su punto óptimo, mientras en España la media es de 3 a 5 meses.
Las vacas sólo pueden comer flores y hierba, y además en pastos naturales, caminando por los prados. La leche es de distinto tono según la época del año, porque en primavera comen más flores y los quesos salen con más color.
Las normas prohiben que la leche viaje mucho: para poder ser un queso con denominación de origen, las vacas no pueden estar a más de 25kms de la quesería.
Las queserías reciben leche recién ordeñada en dos tandas al día. Nunca pueden dejar leche sobrante de un día para otro, deben emplearla inmediatamente en hacer queso. Pero no hay problema; en una quesería familiar suiza suelen hacerse diariamente entre 10 y 18 'ruedas' o quesos, que pesan entre 12 y 45 kilos y tienen un metro de díametro.
En Suiza, para hacer 105 kilos de queso se emplean aproximadamente 5.200 litros de leche. Es el queso más concentrado del mundo.
Cualquier dibujo, marca comercial o código impreso en la corteza se hace en una tinta vegetal comestible. La corteza de un queso suizo con denominación de origen es comestible porque, a diferencia de las españolas, no lleva colorantes ni productos químicos.

ALGUNOS QUESOS SUIZOS
Emmental (fermenta durante al menos 4 meses, y tiene agujeros de entre 2 y 4 cms. Es el queso más famoso de Suiza y el de agujeros más vendido del mundo, exportan el 99%)
Sbrinz (es uno de los quesos más duros del mundo, su tiempo de maduración varía entre 18 y 40 meses, y los italianos se enamoraron de él y crearon el parmesano a imagen y semejanza)

Tags: QUESO

Publicado por Slovie @ 11:05  | PARA SIBARITAS COMO YO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios